HOGAR

Ya sea vivienda permanente o de fin de semana, tenemos a disposición coberturas de amplia gama para proteger el patrimonio más importante.

-Daños totales a la vivienda por incendio, explosión o derrumbe.
-Daños de la naturaleza: rayos, vientos huracanados, granizo, terremoto, caídas de árboles.
-Gastos de limpieza y remoción de escombros, alojamiento y mudanza, guardamuebles.
-Daños al contenido y a la tecnología: por incendio, explosión, rayo, accidente, inundación.
-Daños a cristales, sanitarios, mesadas y granitos.
-Pérdida de alimentos refrigerados.
-Protección equipos electrónicos, maquinarias, equipos médicos, trabajos de contrucción y montaje.